DestacadasLocal

Va MC con todo contra el Bullying

Redacción/SV

La diputada de Movimiento Ciudadano, Brenda Sánchez, presentó una iniciativa para que los profesores que generen o sean omisos al “Bullying” puedan ser suspendidos y despedidos, al mismo tiempo que las escuelas puedan ser multadas y obligadas a reparar el daño tanto de quienes sean agredidos como del agresor.

En días pasados trascendió por medios que un estudiante de educación superior asfixió a uno sus compañeros dentro del salón de clases, mientras los demás grababan y se burlaban.

Al respecto, la madre de la víctima señaló que estas agresiones ya habían ocurrido dentro y fuera del plantel desde días atrás, sin que alguien haya hecho algo para evitarlo y sancionarlo.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación admite que es complejo identificar claramente a los agresores o “bullies” pues pueden presentarse como un grupo, además de que el tiempo en que se haya presentado el fenómeno y la gravedad del mismo podrían consderarse solo como un hecho aislado.

Sin embargo, la misma Corte consideró apropiado aplicar un estándar tanto para la atribución de responsabilidad como la valoración de los hechos constitutivos del bullying, para señalar que hubo negligencia por parte del centro escolar.

Por lo anterior, la Diputada propone modificar y agregar artículos a la Ley para Prevenir, Atender y Erradicar el Acoso y la Violencia Escolar y así poder suspender y posteriormente despedir a los profesores que por acción u omisión promueval el bullying a un alumno.

Además, para considerar que existe responsabilidad de un acto de acoso por parte de las instituciones esculares, ya sean públicas o privadas, se implementará una serie de presunciones y estándares diferenciados que permita saber si hay responsbilidad civil y posteriormente señalar que se debe reparar el daño.

Dicha ley también define las sanciones para los agresores, quienes deberán llevar tratamiento psicológico que deberá ser cubierta por la escuela.

“El bullying o acoso escolar debe sancionarse cuando se corrobora la conducta que se puede atribuir a profesores o alumnos y que derivado de esta conducta u omisión se genere un daño físico o psicológico y”, especificó la diputada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *