DestacadasLocal

Ni niñez ni educación están al centro de agenda pública de NL

Redacción/SV

En Nuevo León el 87% de las niñas y niños continúan sin recibir oportunidades educativas de calidad, evidenciando que la niñez se encuentra fuera de la agenda pública para las autoridades estatales, quienes no han establecido una estrategia integral e incluyente para el regreso presencial a las aulas, sostuvo el colectivo Niñez Esencial, este martes.

De acuerdo a datos de la SEP NL, en el estado se estima que más de 900,000 niños y niñas de 1,062,025 en edad escolar, no han podido regresar de manera presencial a las aulas, situación que contrasta con Jalisco, por ejemplo, donde el 85% de los niños y niñas ya regresaron a las aulas. A la fecha, se desconoce el Programa Local de Regreso a la escuela de Nuevo León, y existe una ausencia de apoyo del gobierno estatal en infraestructura, abastecimiento de insumos y acompañamiento a equipos directivos y docentes para preparar el eventual regreso.

Por su parte David Calderón de Mexicanos Primero, informó que lograron una suspensión provisional de amparo que obliga a la Secretaría de Educación Pública Federal y la Secretaría de Salud Federal a garantizar de manera efectiva y real el regreso a las aulas con condiciones de seguridad suficientes.

Con esta suspensión, las autoridades federales tenían de plazo el día de hoy, 14 de septiembre a las 17:00 horas para dar respuesta a la demanda. Ante la resolución de este amparo, tanto en Nuevo León, como en todos los estados del país, se deberá garantizar: el suministro de insumos como cubrebocas, gel, termómetros, jabón; y el suministro de agua potable en todas las escuelas; deberá emitir un protocolo obligatorio para la prevención, detección, tratamiento, control y seguimiento de la pandemia en las escuelas.

Así como emitir el protocolo con los procedimientos que deben seguir las autoridades escolares en la identificación de posibles casos de contagio, su contención y la canalización a las autoridades de salud correspondientes; y por último deberá establecer los mecanismos para verificar la implementación de las medidas.

En la rueda de prensa, Elizabeth Huergo del Instituto Americano de Monterrey (AIM) declaró que, ante el lineamiento impuesto por la Secretaría de Salud estatal del cierre completo de los planteles en caso de presentarse un solo caso de contagio por COVID-19, es imperativo que se replanteen estos protocolos, sosteniendo la importancia que se basen en fundamentos científicos y mejores prácticas nacionales e internacionales para que verdaderamente se garantice el regreso a la presencialidad en Nuevo León.

El colectivo Niñez Esencial exigió que las autoridades educativas actuales y entrantes avancen en la II Etapa de la Estrategia Nacional de regreso a la escuela para establecer las medidas de organización. Activar al Consejo Directivo designado para salvaguardar los derechos a la educación y a la salud garantizando las condiciones
básicas: de infraestructura, protocolos y medidas académicas y de apoyo socioemocional para que todos los niños, niñas y adolescentes de nuestro estado puedan aprender de manera segura en los edificios escolares.

Pidió también a la Secretaría de Educación Pública de NL definir y  comunicar el Programa Local de Regreso a la Escuela con claridad y de manera oficial, en el que se incluya un proceso gradual para un regreso completo a las aulas en todas las escuelas de la entidad tan pronto como las condiciones sanitarias lo permitan.

Urgieron también a las autoridades a que además de presentar lineamientos para el regreso presencial contemplen los medios para que las escuelas con mayores necesidades sean capaces de ejecutarlos.

A la fecha, consideró el colectivo Niñez Esencial, las autoridades estatales no han cumplido con su obligación constitucional de velar por el interés superior de la niñez.

Es decir, el derecho que tienen todas las niñas, niños y adolescentes a ser considerados prioritarios en las decisiones políticas e institucionales que los afecten; a lo largo de la pandemia no han sido considerados prioritarios en las decisiones políticas e institucionales, y los efectos de la pandemia en este grupo de edad comienzan a ser irreversibles si no se toman medidas urgentes que subsanen el
rezago educativo, social y emocional acumulado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *