Mejora paulatinamente suministro de agua a toda la ciudad

Redacción/SV

Agua y Drenaje de Monterrey continúa trabajando para mejorar el suministro en la ciudad modulando presiones, rehabilitando pozos, distribuyendo agua en pipas y estimulando lluvias. El Director General de la paraestatal, Juan Ignacio Barragán, señaló que con estas y el resto de las acciones emergentes que el Gobierno de Nuevo León está llevando a cabo, el abasto mejorará paulatinamente.

En la rueda de prensa Nuevo León Informa, el funcionario estatal dio a conocer que fueron rehabilitados los pozos 12 y 27 del Sistema Mina, los cuales dan aproximadamente 145 litros por segundo. Indicó que este caudal reincorporado ha ayudado al abastecimiento del norte de la ciudad. Adicionalmente, se han reducido los problemas de intermitencia eléctrica en el sitio, por lo que poco a poco se está resolviendo la problemática en la zona.

Juan Ignacio Barragán indicó que este domingo 24 de julio se tuvieron muy buenos resultados con el Programa de Estimulación de Lluvias que logró precipitaciones pluviales fuertes e incluso la caída de granizo en la Sierra de Santiago. En cuanto a la distribución de agua en pipas, en el último corte, la Mesa de Control y Monitoreo repartió más de 6 millones de litros de agua a 304 colonias de 16 municipios. Esto benefició a más de 202 mil personas.

Con el fin de tener un mayor cuidado del agua, Barragán Villarreal recomendó a la población mantener las llaves bien cerradas, especialmente las de lavabos, regaderas, fregaderos y tanques del baño; revisar todas las llaves del domicilio u oficina antes de dormir o salir de casa; contar con válvulas check en tinacos, cisternas y algún otro contenedor conectado directamente a la red para evitar que el agua que ya está almacenada retorne al sistema.

Finalmente, el Director General de AyD puso de ejemplo a países como Israel y estados como Arizona que son muy exitosos económicamente como Nuevo León, pero con menor cantidad de lluvias; detalló que la sociedad nuevoleonesa debe adoptar buenas y nuevas prácticas en la cultura del agua, emular las que sean propicias, para que así podamos adaptarnos al cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *