Pide PRI a Profeco verificar venta de agua

Redacción/SV

Ya que durante los últimos días el precio del agua embotellada se ha incrementado hasta 20%, el Grupo Legislativo del PRI por medio de la diputada Ana González González solicitó al delegado de la Profeco, Aarón González Vázquez que emprenda operativos de vigilancia a fin de evitar que los ciudadanos sean víctimas de la especulación de precios en la venta del vital líquido.

Al entregar el documento en la Oficialía de Partes de la Procuraduría Federal del Consumidor,  la legisladora local del PRI manifestó que se busca proteger los derechos de los consumidores y evitar el abuso de vendedores de agua.

“Sabemos que hoy en día se ha incrementado hasta en 20% en diferentes puntos la venta del vital líquido. Las vecinas de Fomerrey 45 me comentan que antes rellenaban con 12 pesos el garrafón del agua, después se incrementó a 14, luego a 18 y actualmente tienen que pagar 20 pesos. Con lo que casi compraban casi dos garrafones de agua solamente pueden pagar uno”, apuntó.

“Por eso estoy solicitando al delegado de la Profeco en la entidad que haga operativos de verificación y vigilancia sobre los costos del agua embotellada”, agregó.

En que en caso de ya que se estén implementando los operativos de verificación y vigilancia sobre el costo del agua, González González solicitó los resultados obtenidos en los mismos.

 “En caso de que ya se están realizando los operativos ver qué tipo de sanciones o multas se están aplicando en las tiendas de conveniencia, supermercados o puntos de venta cercanos en las colonias, ya que se busca garantizar que no se estén incrementando los costos del agua”, indicó.

“Estamos en una crisis por la falta de agua, pero lo que buscamos es que se garantice el consumo de agua para todos los ciudadanos de nuestro Estado”, añadió.

La legisladora del Distrito 8 afirmó que la falta del vital líquido ha sido aprovechada para que los consumidores sean víctimas de abusos por algunos establecimientos que han subido costos de manera indiscriminada, sin ninguna vigilancia, ni restricción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *