Buscan transparentar trabajo de servidores públicos con Agendas Abiertas

Redacción/SV

Con el fin de transparentar y favorecer la rendición de cuentas, la diputada Iraís Reyes, de Movimiento Ciudadano, presentó dos iniciativas para establecer mecanismos de “Agenda Abierta” para requerir a los funcionarios públicos de nivel estatal y federal, que divulguen información de sus reuniones de trabajo. La iniciativa a nivel local pretende adicionar la fracción LVIII BIS artículo 95 a la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Nuevo León y la iniciativa a nivel federal busca reformar el artículo 70 de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

Con este instrumento, los servidores públicos del Poder Legislativo, Poder Judicial y Poder Ejecutivo tendrían la obligación de hacer pública la información relacionada con reuniones de trabajo, fechas, actores involucrados y el propósito de la reunión.

Estas iniciativas buscan combatir la corrupción y la opacidad gubernamental mediante mecanismos de transparencia que permitan conocer quiénes buscan influenciar en una determinada política .
“El cabildeo, no es un término ajeno o desconocido y no es necesariamente algo malo. Lo que queremos es que se transparenten los actores que, al intentar posicionar sus intereses en la agenda pública, se acercan a funcionarios de gobierno para gestionar la implementación de alguna política pública, legislación o convencer sobre una determinación judicial”

De acuerdo con los documentos, los funcionarios estatales y federales deberán hacer pública la fecha, hora y lugar de las reuniones y/o actividades; el nombre de la persona o personas que reciben o visitan, la organización, entidad o institución pública o privada que representan, y el cargo que tienen en dicha institución; y los temas a tratar en dichas reuniones o actividades.

La información deberá mantenerse actualizada en la plataforma de Transparencia con la información correspondiente a sus agendas de trabajo del mes inmediato anterior.

“Abrir las agendas profesionales de los servidores públicos permite observar con quienes se reúnen y por tanto, quienes podrían influir en determinadas políticas públicas, además de conocer qué temas están tratando como prioritarios. Es importante que la ciudadanía conozca quienes influyen en las tomas de decisiones que les afectan” señaló la diputada.
La legisladora aclaró que quedarían excluidas las actividades o reuniones de índole personal, así como reuniones que por su naturaleza, sean de carácter reservado y/o confidencial, siempre y cuando se fundamente previamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *