Aumento de temperatura y escasez de lluvias agravaron disponibilidad de agua

Redacción/SV

En rueda de prensa el Secretario de Medio Ambiente del Estado, Alfonso Martínez, señaló que factores como la escasa precipitación y el aumento de la temperatura promedio de Nuevo León de 1.7 grados centígrados impulsada por el cambio climático, exacerbaron la escasa disponibilidad de agua en las fuentes superficiales y profundas.

Durante el Nuevo León Informa, el funcionario dijo que en 2015 la oferta de agua disponible, tanto superficiales como profundas, para Agua y Drenaje de Monterrey era de 13.2 metros cúbicos por segundo y la demanda era de 13 metros cúbicos por segundo. Sin embargo, la demanda siguió creciendo hasta 16 metros cúbicos por segundo, pero la oferta se mantuvo en 13.2, por lo que se extrajo desde entonces más agua que lo que las fuentes recargaban.

Aunado a ello, el incremento en las temperaturas, es prueba de los efectos del Cambio Climático.

“El aumento de la temperatura reduce la disponibilidad de agua, dado que aumenta la evaporación principalmente en las presas, reduce la humedad del suelo y de la vegetación, e incrementa el riesgo de incendios forestales que afectan la infiltración de agua en los bosques”, expresó Martínez Muñoz.

Por ello, la sequía incrementó los incendios forestales que dañaron las áreas de suministro de agua en los bosques.

Además de explicar esta problemática, destacó que el Gobierno de Nuevo León trabaja para que esto no vuelva a pasar.

El titular de Medio Ambiente detalló que por primera ocasión, Agua y Drenaje de Monterrey está transitando hacia una administración completa del ciclo del agua, desde su captación en las cuencas hidrológicas hasta su tratamiento, reúso y/o reciclaje.

También se establecerán los candados jurídicos para que el organismo operador de agua no de factibilidades más allá de la oferta de agua sostenible.

Agregó que, desde el Consejo de administración de Agua y Drenaje de Monterrey, se está desarrollando una estrategia económica para administrar las áreas de suministro de agua que se encuentran en las montañas que surten a las presas y a los acuíferos que suministran a la población.

“Del total del agua que reparte AyD de Monterrey, 70 por ciento va al sector residencial, el 19 por ciento al sector público, como son el riego de parques, escuelas y a los edificios públicos; mientras que el 11 por ciento se destina al sector industrial y de comercio”, indicó.

Asimismo destacó que se está trabajando en la búsqueda de nuevas fuentes de agua subterráneas en los pliegues de la sierra, en la compra de agua a los agricultores, incorporación de pozos, reducción del consumo, reducción del incremento de la demanda, entre otras estrategias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *