IETAM, árbitro vendido, cómplice del Truko y de Cabeza de Vaca

 CIUDAD VICTORIA, Tamps.- Hasta el día de hoy, existen 40 denuncias por violaciones a la ley electoral, cometidas por el Truko Verástegui y el gobernador Cabeza de Vaca, sin embargo el Instituto Estatal de Tamaulipas (IETAM) de manera sospechosa y sistemática ha actuado con dolo al retrasar injustificadamente el dictado de las medidas cautelares solicitadas por Morena.

Han transcurrido ya 35 días de campaña y el IETAM se niega a desplegar su facultad investigadora frente a los hechos denunciados y, además, debe resaltarse que a la fecha, sólo se ha emitido una sanción de “amonestación” al PAN, pese al cúmulo de hechos denunciados a lo largo del presente proceso electoral.

Entre las denuncias, destacan actos anticipados de campaña, uso de recursos públicos a favor del candidato de la Coalición “Va por Tamaulipas”, participación de funcionarios públicos en la promoción del voto a favor de César Verastegui Ostos en horario laboral y días hábiles, la violación al principio de neutralidad por parte del Gobernador del Estado, al solicitar el voto para el candidato del PRIAN en eventos públicos y, en especial, aquellos en los que concurren los trabajadores del Estado.

Las sanciones a estos delitos podrían derivar, incluso, en la cancelación del registro de la candidatura del abanderado de la Coalición “Va por Tamaulipas”, sin embargo, el órgano encargado de vigilar y sancionar estas conductas prefiere voltear hacia otro lado y no cumplir con su función.

Evidentemente, todos los Consejeros del órgano electoral  están cuidando su trabajo ya que todos y cada uno de ellos obedecen a los intereses del gobierno panista en turno. Basta recordar que, cuando llegó el Gobernador Cabeza de Vaca al poder hizo una limpia en el IETAM obligando a algunos ex consejeros a renunciar. También hay quienes prefieren evitar las represiones.

En el caso de la Consejera Marcia Laura Garza Robles quien, después de ser nombrada por el Senado como Magistrada para un periodo de siete años, extrañamente renunció en 2017 a la presidencia del Tribunal Electoral del Estado de Tamaulipas.

Su renuncia la presentó después de una dura campaña mediática en su contra por presunta compra con recursos públicos de tratamientos estéticos y el inicio de un procedimiento en su contra por parte de la Auditoría Superior del Estado, órgano de fiscalización controlado por el gobierno panista.

Es comprensible que la Consejera cuide su trabajo y se haga de la vista gorda ante las violaciones a la ley del “Truco Verástegui”.  Es mejor no despertar la furia de quienes todavía tienen el control político para evitar represiones.

Eliseo García González, quien apenas arribó en 2021 al IETAM en un proceso de selección marcado por la opacidad y realizado en lo obscurito por la Legislatura LXIV del Congreso de Tamaulipas con mayoría panista, viene de ser empleado del Gobernador del Estado, en Obras Públicas y en la oficina de moda que creo el gobernador para cuidar sus propios intereses en el tema de Energías Renovables.

Eliseo ha tomado como lema que “gratitud es el aroma del corazón” y por ese agradecimiento con su jefe político prefiere escudarse en el silencio cómplice de las tropelías que se han cometido durante el presente proceso electoral.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *