Exige Jessica Martínez a Samuel investigar agresiones en protesta

Redacción/SV

La diputada Jessica Martínez exigió al gobernador, Samuel García, investigar y sancionar a los responsables por las agresiones que sufrieron las manifestantes, durante la protesta por las mujeres desaparecidas.

Así lo declaró la legisladora de Morena al acudir a Palacio de Gobierno, en donde presentó una carta dirigida al Mandatario estatal.

En el documento, Martínez Martínez narra los hechos sucedidos el pasado 10 de abril al interior y exterior del Palacio, en el marco de la manifestación pacífica encabezada por colectivas y colectivos que pedían justicia y atención para las mujeres desaparecidas.

Entre los hechos ocurridos, destacó la represión policial y la privación ilegal de la libertad.

De acuerdo con el escrito, la manifestación se mantuvo
pacífica desde su arranque en la explanada de los héroes, su paso por la fiscalía y su regreso a la explanada. Cabe mencionar que tanto como la Fiscalía y el Palacio de Gobierno Estatal las recibió con las puertas cerradas.

Detalló que al regreso a la explanada por parte del contingente fue cuando se suscitaron los hechos de violencia por parte de los elementos de Fuerza Civil, en su mayoría varones, hacia las manifestantes.

“El primer signo de violencia fue cuando elemento de Fuerza Civil del sexo masculino golpeó a dos mujeres en nariz y cuello,
posterior a este contacto físico los elementos policíacos usaron gas lacrimógeno”, aseguró la diputada.

“Las activistas solicitaron a “funcionarios” del Gobierno que dieran el nombre del agresor para realizar una denuncia, sin embargo éstos dijeron que lo tendrían hasta el día siguiente una vez que hubiesen visto los vídeos”, abundó.

Señaló que el secretario general de Gobierno, Javier Navarro, le dio la misma respuesta, por lo que las activistas siguieren manifestándose hasta que una de ellas cayó al piso y al momento de que sus compañeras se acercaron a socorrerlas los policías estatales jalaron e introdujeron a por lo menos 4 mujeres activistas al interior del Palacio de gobierno por la puerta central.

Después, añadió la legisladora, “dos de las activistas fueron liberadas. Al salir presentaban huellas de violencia física, me  comentaron que también sufrieron violencia verbal y que al interior del Palacio habían recibido múltiples golpes por parte de elementos varones, lo cual es completamente inaceptable y reprobable.”

Indicó que Javier Navarro justificó los actos argumentando que estos habían sido producto de la quema de la puerta y daños al interior del inmueble, sin embargo, la quema de la puerta fue un suceso posterior, producto de la sustracción ilegal de las manifestantes, mientras que el acceso el interior del inmueble por parte del contingente nunca sucedió”.

Por tal motivo, Jessica Martínez condenó los hechos violencia, “me causa una gran indignación que el Palacio de Gobierno pueda ser utilizado como sede de tortura física y psicológica de mujeres activistas. Mujeres que finalmente fueron liberadas, ya que no cometieron ningún delito.”

En el mismo tenor, exigió transparencia y una investigación del caso y de todos los personajes involucrados, así como una disculpa pública a todas las mujeres víctimas de agresión. Y solicitó la revisión de las cámaras de seguridad instaladas al interior del recinto.

La diputada morenista, le recordó al Gobernador que no sólo gobierna para los que votaron por él, “sino que gobierna para todas y todos los que habitan el estado de Nuevo León”.

También lamentó las medias tintas del Mandatario, el cual
se autoproclamó “aliado” y  hasta ofreció un Palacio de Gobierno con las puertas abiertas, pero los actos de su administración demuestran lo contrario.

Resaltó que las protestas no se deben reprimir y se deben crear protocolos de atención que no incluyan el uso de la fuerza.

Asimismo, dejó latente la posibilidad de citar a comparecer ante el Congreso a los funcionarios involucrados, desde el Gobernador, Samuel García; al secretario de Seguridad, Aldo Fasci, y hasta el comisario de Fuerza Civil, Jorge Fernando Garza.

Jessica Martínez concluyó dirigiéndose al Gobernador: “Todas las mujeres tenemos derecho a disentir, a la protesta y esto siempre, sin renunciar al derecho a una vida libre de violencia”.

La carta fue entregada a la Oficina de Partes del Palacio de Gobierno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *