Defiende Alhinna derecho a educación inclusiva y de calidad para niños con autismo

Redacción/SV

Garantizar el derecho a recibir una educación integral, inclusiva y de calidad a las niñas, niños y adolescentes que padecen algún grado de autismo o trastornos en el neurodesarrollo, es un compromiso de los tres órdenes de gobierno y de la sociedad en general.

Así lo establece nuestra Constitución, al destacar el interés superior de la niñez y la no discriminación por cualquier motivo, incluido el de padecer algún tipo de discapacidad.

Con ese propósito la diputada Alhinna Vargas, del Grupo Legislativo del PRI, presentó una iniciativa de reforma a la Ley para la Atención y Protección de las Personas con la Condición del Espectro Autista y Trastornos del Neurodesarrollo del Estado.

“El trastorno del espectro autista es una condición de vida que se presenta en los primeros años de vida y se caracteriza por limitantes en el desarrollo del lenguaje, la socialización y la comunicación, y está acompañada, en algunos casos, por movimientos repetitivos”, expresó la legisladora Vargas.

Mencionó también que la estigmatización y la discriminación asociadas a la diversidad en el ámbito neurológico, siguen siendo los principales obstáculos para el diagnóstico y el tratamiento de este tipo de afecciones, por lo que, de aprobarse esta iniciativa de reforma, se fortalecerá el marco jurídico en favor de quienes sufren estos padecimientos, lo que su vez se traducirá en una mejor calidad de vida para este sector de la población.

Alhinna Vargas recordó que en al año 2017, la Suprema Corte de Justicia se pronunció a favor del derecho que tienen a la educación inclusiva los niños con trastornos del espectro autista, al resolver el amparo en revisión 714/2017.

“Los Ministros de la Corte determinaron que en el Estado mexicano no se puede concebir la existencia de dos sistemas educativos: uno regular, para todos los alumnos, y otro especial, para las personas con discapacidad; por lo que todos los niños, niñas y adolescentes con discapacidad deben integrarse al sistema educativo sin reglas ni excepciones, lo que significa que cualquier exclusión con base a una discapacidad resultará discriminatoria y, por ende, inconstitucional” expresó la legisladora local.

Según datos del INEGI, en México hay una persona con Espectro Autista por cada 115 habitantes. De acuerdo con esa estimación, eso significa que en Nuevo León tenemos poco más de 52 mil personas que padecen autismo en diferentes grados; y de esa cantidad, poco más de 15 mil estarían en edad escolar, por lo que esta iniciativa va dirigida a salvaguardar los derechos fundamentales de este grupo de personas.

“Con esta iniciativa, una vez aprobada por los integrantes de la actual legislatura, se garantizará que todas las personas que estén dentro del espectro autista puedan integrarse a una escuela regular, previa evaluación del personal especializado y deberá ir acompañado por una terapeuta, monitor o maestro de educación especial durante el tiempo que sea necesario, añadió.

También garantiza que los adultos con espectro autista o trastornos del neurodesarrollo, puedan recibir información, capacitación y apoyo de instancias que fomentan el empleo, para acceder a un trabajo adecuado, bien remunerado y sin ningún tipo de discriminación y prejuicios, afirmó Vargas García.

“De acuerdo a especialistas en la materia, un apoyo y un entorno adecuado y la aceptación de esta variación neurológica, permitirán a aquellos que padecen trastornos del espectro autista, disfrutar de las mismas oportunidades y participar de manera plena y eficaz en la sociedad”, concluyó la diputada Alhinna Vargas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *