Presenta Tabita iniciativas para enfrentar sequía

Redacción/SV

Con el fin de generar cambios legislativos que abonen a mitigar la crisis del agua en Nuevo León, la diputada Tabita Ortiz y la Bancada de Movimiento Ciudadano presentaron un paquete de dos iniciativas para generar un conjunto de acciones integrales en la materia.

Las propuestas consisten en la creación de un capítulo denominado “Medidas de Sostenibilidad Hídrica” en la Ley de Cambio Climático, y una reforma a la Ley Ambiental en materia de uso de agua tratada.

“Los niveles de almacenamiento en las presas han venido a la baja desde el 2015 a la fecha, además de que predominan condiciones de sequía extrema desde el 2021, con lo cual también los acuíferos subterráneos ven mermada su capacidad de satisfacer la demanda de agua para la población”, refirió Ortiz.

“Por ello presentamos estas iniciativas que buscan sentar las bases para cambiar la manera en que vemos y usamos el agua en la entidad ya que, lamentablemente, este problema será recurrente en los próximos años a raíz del cambio climático”, agregó.

En lo referente a las Medidas de Sostenibilidad Hídrica se propone lo siguiente:

Durante épocas de sequía los medios de comunicación deberán generar un reporte semanal de la cantidad de agua disponible en las presas para generar conciencia sobre el consumo general.

Se procurará destinar parte de la inversión en cambio climático a mantener las tuberías de la red de agua y drenaje en óptimas condiciones para evitar fugas y ordeña de agua.

Los fraccionamientos nuevos deberán incluir en las casas en venta mecanismos de captación y filtrado de agua de lluvia.

Además de buscar que edificios públicos y escuelas ya existentes poco a poco vayan integrando dicha infraestructura.
Los autolavados deberán usar agua reciclada o agua tratada para poder operar.

Plazas comerciales, cines, restaurantes, bares, estadios y oficinas con aforo mayor a 50 personas deberán usar sanitarios y llaves ahorradoras de agua.

Se deberá mantener un programa permanente de reforestación para restaurar la capa vegetal perdida y cada 6 meses el Ejecutivo deberá reunirse con las universidades para buscar aplicar la ciencia al cuidado del agua.

Adicionalmente se buscará extender al máximo el uso de agua tratada en el giro industrial además de acotar a las pedreras a que sólo puedan usar dicha agua en sus procesos.

De esta manera se espera que Nuevo León esté paulatinamente más preparado para sequías y que se haga un uso más racional del vital líquido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *