Desmiente DIF estatal versiones falsas sobre deceso de menor

Redacción/SV

El DIF estatal desmintió las versiones falsas que circulan en redes sociales, sobre el deceso de un menor en el Centro Fabriles de la ciudad de Monterrey.

A través de un comunicado, la dependencia aseguró que el menor, de 14 años de edad, que se encontraba albergado en el Centro Fabriles, falleció por causas naturales secundario a un padecimiento agudo, la madrugada del 9 de febrero del presente.

Explicó que el joven tenía diversas condiciones clínicas, tales como: trastorno de déficit de atención con hiperactividad, síntomas de estrés post traumático, trastorno depresivo persistente, discapacidad intelectual y crisis epilépticas.

Destacó que el menor era atendido de manera multidisciplinaria por médicos especialistas de nuestra institución (neurología pediátrica y psiquiatría), quienes dirigían su tratamiento médico.

Por esa circunstancia, dijo, el menor se encontraba bajo tratamiento médico controlado.

Indicó que debido a la condición clínica del menor, aunado a los medicamentos utilizados, el paciente presentó riesgo de alteración del umbral del dolor.

Mencionó que las últimas valoraciones de los médicos tratantes fueron dictadas en fechas recientes.

“Es importante señalar que en todo momento estuvo bajo supervisión del médico de guardia hasta que, durante la noche del 8 febrero, se exacerbaron los síntomas, por lo que se solicitó una valoración urgente a la EMME”.

“Los paramédicos al revisarlo, detectaron múltiples episodios de vomito, acompañado de síntomas gastrointestinales y fiebre, encontrándose el paciente consciente”, expuso el DIF en el documento.

Agregó que durante su valoración el paciente presentó datos de descompensación hemodinámica, con posterior alteración del estado de alerta y deterioro clínico, evidenciándose estado de choque, presentando paro cardio respiratorio, que requirió maniobras de reanimación avanzada, las cuales se dan sin respuesta, con posterior deceso del paciente.

Afirmó que la atención brindada por el servicio de emergencias médicas se realizó bajo los protocolos médicos correspondientes.

Añadió que tras el dictamen de muerte natural, se solicitó la presencia de un médico externo a la institución para su valoración, que en todo momento estuvo acompañado por personal médico del DIF.

“Como profesional en la materia, el citado médico estableció en su certificado de defunción que la causa de la muerte era de tipo natural”, cita el documento.

Tanto el servicio médico de emergencias, como el médico externo dieron fe de que el menor falleció de muerte natural, sin presentar ningún signo de violencia.

“Por lo tanto, es falso que haya sido golpeado, sedado, agredido y que lo hayan dejado en un campo de futbol, por personal del albergue en el que se encontraba”, afirmó el DIF  estatal.

Abundó que cuando un menor fallece en cualquier instalación del DIF, se informa a familiares y a la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes.

Aseveró que el menor en cuestión no tiene familiares adultos, por lo que se dio aviso a su tutor legal, quien es el director de Atención Integral al Menor y la Familia, así como a la Procuraduría de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes.

Indicó que la cremación se realizó dentro del término que establece la Ley General de Salud, que señala que éstas deben realizarse dentro de las 48 horas posteriores a la muerte.

Informó que la Fiscalía General de Justicia inició la investigación de oficio sobre este deceso, y en todo momento el DIF ha coadyuvado con todas las entrevistas y solicitudes de información.

Finalmente, la dependencia recalcó que en un marco. de transparencia, su compromiso siempre será con las niñas, niños y adolescentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *