Afecta dirigente sindical de trabajadores de Allende prestación de servicios

Redacción/SV

Con movilizaciones sindicales y paros parciales de labores bajo el argumento de incumplimiento del contrato colectivo de trabajo, Jesús Baltazar Tamez Guerra, dirigente del sindicato de trabajadores del municipio de Allende, ha afectado la atención y prestación de servicios a la ciudadanía.

El ex candidato a la alcaldía postulado por el partido Verde, como secretario general del sindicato de trabajadores municipales, intenta obligar a la administración de la alcaldesa Patricia Salazar, a pagarles mayores prestaciones económicas.
Incluso, las exigencias que ha hecho la organización sindical en la cual Tamez Guerra tiene como dirigente varios trienios sin que se convoquen a elecciones internas para renovar el comité directivo, superan en proporción a las que reciben los sindicalizados de otros municipios entre ellos los del área metropolitana de Monterrey.

El jueves, un grupo reducido de trabajadores suspendió labores por un par de horas y permaneció, a manera de protesta, en las afueras del palacio municipal de Allende, lo que afectó la prestación de servicios y la atención a los ciudadanos que acudieron a efectuar tramites, hacer pago de servicios y derechos, o recibir la atención para gestorías sociales.

Tamez Guerra ya había efectuado en anteriores administraciones municipales similares actos de presión sindical, bajo el alegato de la revisión del contrato colectivo de trabajo y el ajuste de las prestaciones económicas que cada año debe de recibir el personal que presta sus servicios en todas las áreas.

El dirigente gremial presionó a sus agremiados para en varias ocasiones suspender labores administrativas y operativas durante la presidencia municipal del alcalde panista

Adrián Cavazos Parra en el 2000-2003, además de presentar demandas ante las juntas laborales en contra de la administración del también albiazul, Silverio Manuel Flores Leal (2015-2018).

Pero también ha actuado en contra de los munícipes del Revolucionario Institucional, partido en el cual militó para después afiliarse al Partido Verde y contender por la alcaldía la cual perdió.

Su hermana, Verónica Tamez Guerra, una trabajadora municipal ya jubilada que llegó a ocupar la secretaria del Trabajos y Conflictos de la organización sindical, contendió por la presidencia municipal de Allende en el 2021 por la coalición Juntos Haremos Historia siendo postulada por el Partido Verde, y teniendo como oponente a la hoy presidenta municipal, Patricia Salazar Marroquín, quien representó a alianza Va Fuerte por Nuevo del PRI-PRD.

Ambos hermanos forman parte de la segunda generación familiar que tiene controlado al sindicato de empleados municipales desde hace más de 30 años, iniciando con su padre y en la que además, según denuncias de los afiliados, tienen a hijos y sobrinos y familiares afiliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *