Buscan evitar que menores asistan a espectáculos como los toros

Redacción/SV

Con el fin de evitar que los menores de edad asistan o laboren en instalaciones donde se desarrollen espectáculos públicos o privados, que tengan el fin de poner en peligro la vida de un ser vivo (como las corridas de toros), la diputada Ivonne Bustos Paredes presentó una iniciativa de reforma a la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes para el Estado de Nuevo León.

En su exposición de motivos, la legisladora mencionó que las dinámicas y estímulos a los que serán sometidos los infantes a lo largo de su niñez, deben ser analizados y revisados con sumo cuidado, ya que la adecuada formación de estos individuos, se vuelve en la vida adulta de los mismos un factor que influye directamente en la mitigación de conductas antisociales en la vida en comunidad.

Uno de los factores que es considerado de suma importancia en el desarrollo de un niño, es el nivel de violencia que conforma el entorno de dicha persona. Esta situación es conocida como violencia comunitaria, y se define como una serie de conductas violentas que son llevadas a cabo por la comunidad en general donde vive el niño, y que se presentan en los espacios educativos, recreativos y de convivencia de los menores de edad.

“La presente iniciativa analiza una situación en la que se ven envueltos menores de edad de manera pasiva y activa: Las corridas de toros. Eventos durante los cuales los niños asistentes, presencian y en algunos casos son participes de situaciones con distintos grados de violencia, las cuales indudablemente influyen en su desarrollo psicológico”, enfatizó la diputada.

Exponer a los niños a la tauromaquia puede ocasionar una perturbación en el sentido de los valores, la confusión expuesta anteriormente puede incidir en la capacidad de sentir empatía en dichos infantes, y es preciso mencionar que la empatía es una de las cualidades fundamentales para que un niño pueda tener un desarrollo psicológico normal y funcional, comentó Bustos Paredes.

“Cuando un niño ve como normal la violencia a una criatura no humana, la misma normalización aplica a otro individuo, En pocas palabras las conductas de agresiones contra animales, pueden ser el primer paso para impulsar la violencia contra otras especies, incluida la de los Homo Sapiens”, aseguró.

Para solucionar esta situación, se propone modificar la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes para el Estado de Nuevo León, para prohibir, tal como ya se hace en otros Estados como Campeche y Veracruz, que los menores de edad asistan o laboren en instalaciones donde se desarrollen espectáculos públicos o privados, que tengan el fin de poner en peligro la vida de un ser vivo.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Legislación para su estudio y dictamen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *