Cuestionan desempeño de ASE frente a corrupción

Redacción/SV

A cuatro años desde que Jorge Galván fue nombrado titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), en esta dependencia se han dado una serie de omisiones e inactividad que alimentan la impunidad y “engordan a la rata de la corrupción” en Nuevo León, consideró este miércoles la Coalición Anticorrupción.

Como miembro del Comité Coordinador del Sistema Estatal Anticorrupción el auditor tiene una posición clave para el combate a la corrupción debido a sus facultades en la revisión de las cuentas públicas de Municipios, el Gobierno Estatal, del Congreso local, el Poder Judicial Estatal y los Organismos Públicos Autónomos.

Incluyendo la responsabilidad de investigar presuntos actos de corrupción en tiempo real, y la generación de expedientes de hechos y faltas administrativas graves. Sin embargo, la Auditoría ha tenido un papel deficiente y cuestionable, expresó la Coalición.

“La Auditoría muestra una sumisión total al Congreso, y complicidad con los poderes públicos, según las conveniencias políticas del momento. Se queda callada en casos muy relevantes y mediáticos, y no es ejemplo de la transparencia y honestidad que le confiere la Constitución estatal”.

“En la revisión de la cuenta pública 2018 vemos una muestra de omisiones asombrosas en las cuentas de los municipios y de silencios para proteger algunas administraciones y los partidos que la soportan”, dijo Daniel Butruille, de Ciudadanos Contra la Corrupción.

Los planes de trabajo de la ASE solo se limitan a la revisión de la cuenta pública en lugar de hacer investigación mediante auditorías forenses, aquellas que deben realizarse en el momento en que se conocen presuntos actos de corrupción.

Durante estos cuatro años con Jorge Galván al frente, se han registrado casos que han indignado a la opinión pública, sin que hasta ahora haya consecuencias.

La Coalición Anticorrupción señaló que el Auditor sigue desconociendo las nuevas normas anticorrupción federales y locales, por lo que no sólo es indispensable sino urgente que se actualice y conozca sus competencias en la materia, pues de no hacerlo haría evidente su complicidad con los actos de corrupción que se presentan en el estado.

A través de un pliego petitorio solicitaron a la ASE que en relación con los funcionarios con vínculos partidistas: Depurar de manera integral la lista de empleados de confianza de la ASE, con el fin de que los partidos políticos saquen las manos de este órgano: informar del seguimiento a todo lo que se reporta sobre las cuentas públicas, incluidas las investigaciones administrativas y resultados obtenidos de las mismas; el número de denuncias penales presentadas desde su nombramiento como Auditor General y el estatus en el que se encuentra cada una, y hacer un reporte del monto de fondos estatales y municipales que han sido resarcidos al erario público desde el inicio de su gestión.

“El no actuar en contra de la corrupción es como alimentar a una gran rata sucia y nociva y el SEA, que originalmente fue diseñado como la trampa para erradicarla, y que hoy por hoy no funciona, está en una situación de estancamiento y es inoperante. Porque ¿a quién beneficia que el Sistema Estatal Anticorrupción no esté operando de manera adecuada?, ¿a quién beneficia el deficiente trabajo de la Auditoría Superior del Estado? cuestionaron los integrantes de la Coalición Anticorrupción”, concluye el comunicado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *